domingo, 13 de febrero de 2011

I love: Tintes de colores

Hago un descanso de estudios y demás para contaros una de mis pequeñas obsesiones: el pelo de colores.

Siempre he sido de lo más estrafalario, y, aunque ahora esté más centrada y cortadita, sigo siendo fan de algunas cosas llamativas, como los tintes del pelo de colores.

Soy una persona que se aburre enseguida de las cosas y por eso tiendo a cambiarme el pelo cada tiempo.

Mi madre no me dejaba tintarme el pelo, ella quería (quiere) que me hiciera mechas rubias (JÁH! Lo siento, no soy fan de las mechas rubias, al menos para mi). Pero cuando fue cediendo pude dejar de cortarme el pelo y centrarme en cambiarme los colores :P

Vamos, que muy a su pesar acabé con el pelo rubio platino. Y uno de mis sueños más alocados es el de llevar el pelo rubio platino para poder ponerme mechas de colores tanto como quiera.

Cuando estuve en Cardiff (UK) este verano había tintes de colores en cualquier tienda (en New Look vendían los que yo me compré!), y eso para mi (que ya tenía el pelo rubio platino) fue demasiada tentación.

No sólo compré tintes de 5 colores diferentes, sino que además me lo tinté (con ayuda de mi compañera de habitación) de MAGENTA! 
Por supuesto, sólo la parte inferior del pelo. No entero, tampoco estoy tan loca.


Eso sí, las dos hicimos un estropicio en la casa de la familia que nos acogía: La ducha quedó completamente ROSA! Me sentí fatal. Pero cuando estaba limpiando y vi que había ahí suciedad de todos los años... me tranquilizó xD

Pero la cosa no acabó ahí, sino que mi nuca y mis orejas también quedaron rosas completamente (como se puede apreciar en la foto, no teníamos mucha maña a la hora de tintar).
Y después de lavarme el pelo parte de mi espalda también cogió color.
Un desastre, vamos. [Sí, lo que me puse para no mancharme del todo fue una bolsa de supermercado... xD]


Pero con mi manía de los pelos de colores me pareció que hasta había valido la pena (sigo pensándolo). Y ahora tengo en mi armario 4 tintes de colores preciosos que no sé cuando utilizaré.

Por ahora, próximamente (en Marzo, lo más probable) cuando me cubra las raíces de nuevo con el rubio platino le pediré a la peluquera que me tinte de rosa la parte inferior del pelo. 

 (Este es el rosa que me queda, más rosa, menos magenta)



Qué le voy a hacer, me encanta el pelo rosa.


PD: Por cierto, el tinte me duró unas 3 semanas decente, a la 4ª semana ya estaba naranja por unas zonas y rosa por otras. Tardó muchísimo en irse del todo (todavía dudo que no tenga esa zona un ligero matiz anaranjadito), incluso teniendo en cuenta que me he ido tintando de platino cada mes y medio o así.



 Y hasta aquí mi obsesión con los tintes de colores así como mi aventura con el pelo rosa.

[Supongo que iréis descubriendo que se me va la cabeza de vez en cuando.]


xoxo <3





2 comentarios:

  1. Siempre me ha gustado la gente que se arriesga a la hora de teñirse el pelo. Tenía una compi de clase que siempre estaba cambiando de corte y de color, pero yo soy una cobarde. Lo que pasa es que me da miedo que no me quede bien y que me lo estropee. Creo que sólo me lo teñiré cuando las canas empiecen a ser demasiadas.

    ¡Me ha hecho mucha gracia la bolsa de "Tesco"! Jajaja... Y de todos modos, aún por el estropicio, el pelo te quedo genial.

    Y los demás colores son chulísimos: me gusta muchísimo el verde. Deseando estoy de ver cómo te queda.

    KiSSES! :)

    ResponderEliminar
  2. oooh Dios! se me quedará la cara de color verde cuando me tiña de dicho color!!! intentaré darme un poco de baselina para que no penetre en la dermis o lo que sea. Y me aplicaré el potaje con una brocha.
    Aprovecha tus tines que tienes en el armario! que ahora eres joven! que no te cortesss!

    ResponderEliminar

¡Mil gracias por tu comentario!

Te puede interesar

Entradas relacionadas